Saltar al contenido

Cómo mejorar la estética de un teclado mecánico: accesorios y complementos para la mejor combinación en tu set-up

Además de cómodas herramientas para llevar a cabo las tareas del día a día, los teclados mecánicos personalizables son también un accesorio para vaciar la creatividad. Para los más fijados en la estética, un teclado mecánico es el accesorios perfecto para probar combinaciones y lograr el set-up perfecto, aquel con el que te sientes feliz solo de verlo.

La estética de los teclados mecánicos puede comenzar desde los switches, con placenteras combinaciones con case y plate, pero para este artículo nos vamos a enfocar en los aspectos que a simple vista forman la combinación en un set-up:

  • Case
  • Keycaps
  • Deskmat
  • Cable

Cómo lograr la mejor combinación en un teclado mecánico

Los dos aspectos imprescindibles para comenzar con la combinación en un set-up son dos: case y keycaps. El color de estos componentes es la base de la que partirá la elección de la paleta de colores que usaremos en nuestro set-up, con mayor relevancia en uno u otro dependiendo de cada usuario. En el caso de los teclados mecánicos custom, la elección de estos elementos es completamente abierta y eso es una gran ventaja al recolectar todos los elementos, ya que permite mayor versatilidad al elegir accesorios y colores.

Por otro lado, con los teclados mecánicos prefabricados la elección es mucho más limitada, ya que estos se ofrecen en una muy limitada paleta de colores, por lo general negro y blanco. La parte positiva de esto es que estos colores son “universales” y combinan prácticamente con todos los demás. Así que solo es cuestión de encontrar la combinación ideal.

Después de los aspectos básicos, los otros dos, deskmat y cable, se pueden considerar como opcionales, ya que no son totalmente necesarios, pero sin duda alguna añaden un toque extra de armonía al set-up cuando se logra una combinación del agrado de cada usuario. Un deskmat con los colores adecuados, ya sea en la línea de la paleta de colores de case y keycaps o en contraste, no solo da la sensación de un mayor espacio combinado sino también ayuda al sonido del teclado — pero de ese tema hablaremos después.

Por otro lado, el cable es el acento, la cereza del pastel que da el toque final a completar cada set-up. De nuevo, no es necesario, ya que cualquier cable funcional sirve para poder dar vida a nuestro teclado, pero si ya recorrimos todo el camino de case, keycaps y deskmat, ¿qué más da añadir un cable? (y su respectivo gasto). En este aspecto, es importante notar que los cables coil son quizás los más comunes y queridos para completar el set-up de un teclado mecánico, también hay otros más sencillos e igualmente válidos para completar un set-up.

Eso sí, es muy importante mencionar que no esperen que sea “un solo viaje” y en un mismo momento lograrán elegir todos los elementos para lograr el set-up perfecto. En la gran mayoría de casos creerán tener todo lo necesario para completar su set-up, pero siempre habrá algo nuevo que les hará cambiar un elemento o quizás todo su set-up.

Por ejemplo, yo comencé con mi Tofu60 color azul con keycaps Akko Neon con un deskmat negro muy sencillo y un cable USB cualquiera. Sin embargo, cuando tuve las keycaps Novelkeys PBoW y las probé en mi Tofu, supe que debía dejarlas en el y completar la estética con un deskmat acorde. Cuando el deskmat llegó, el cable se hizo “necesario” para completar la travesía y fue así como en el transcurso de varios meses completé lo que es hoy uno de mis set-ups.

Además, y este es un aspecto muy importante de tener en cuenta, no hay una combinación ideal o perfecta para todos, y cada persona deberá encontrar la suya con base en las posibilidades a su alcance y, más importante aún, gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.